Seguridad Ciudadana 1421

MEDIO AMBIENTE

La Municipalidad de Lampa incorpora el cuidado y respeto del medio ambiente en todas y cada una de las acciones que se realiza desde el municipio. La gestión ambiental local es un compromiso de las autoridades y funcionarios municipales con el presente y el futuro de la comuna.

 

La Municipalidad ha implementado y se encuentra desarrollando una serie de acciones en áreas como eficiencia y seguridad hídrica; reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI) asociado a los sectores de transporte, energía y residuos; gestión de riesgos, amenazas y capacidad de respuestas; biodiversidad, servicios ambientales y áreas verdes; y también en el área de infraestructura. Además, a la fecha ya puso en marcha la construcción de su Plan Local ante el cambio climático, proceso en el que han participado los funcionarios y vecinos de la comuna.

 

Lampa tiene como líneas prioritarias diversas acciones en materia ambiental y políticas de resiliencia, así como políticas de ordenamiento territorial que buscan crear un municipio con una auténtica conciencia ambiental, dónde la comunidad muestre una verdadera preocupación por proteger y conservar el medio ambiente y utilizar sustentablemente los recursos naturales conciliando el desarrollo económico, la convivencia armónica con la naturaleza y la diversidad cultural.

Antecedentes generales de la comuna de Lampa

 

La Comuna de Lampa es una de las tres comunas que conforman la Provincia de Chacabuco en la Región Metropolitana de Santiago. Por el Norte limita con la comuna de Til Til, al Este con la comuna de Colina, al Oeste con la comuna de Curacaví y al Sur con las comunas de Pudahuel y Quilicura. Abarca un área de 451,9 km2, en donde solo cerca del 15% del territorio es área urbana.

 

En la actualidad cuenta con una población estimada de 83.612 habitantes, cuyo 70% habita en las zonas urbanas de Lampa Centro, Batuco, Estación Colina, Valle Grande y Sol de Septiembre.

 

Según el Instituto Nacional de Estadísticas, la comuna creció cerca de un 100% durante la última década, siendo una de las de mayor crecimiento demográfico a nivel nacional. La principal actividad económica comunal es la agricultura,

sin embargo a partir de mediados de la década de los 90 se ha desarrollado un creciente desarrollo demográfico, a través de la instalación de numerosos proyectos inmobiliarios habitacionales e instalación de actividades productivas, lo cual ha modificado la relación urbano-rural de suelos.

Desde el punto de vista climático, la comuna se inserta en un tipo de clima Mediterráneo con una estación seca y cálida que se prolonga durante unos 8 a 9 meses, por consiguiente, los inviernos son fríos con precipitaciones durante 3 a 4 meses. Las temperaturas medias anuales son del orden de los 18ºC. A consecuencia del cambio climático global, en las últimas décadas los periodos señalados han tendido a modificarse, ocurriendo ciclos anuales extremadamente secos y otros muy lluviosos. Si bien las precipitaciones medias anuales son inferiores a los 300 mm, su intensidad es mayor, pero

en periodos de tiempo muy acotados.

 

En el ámbito de la inversión comunal, la gestión del municipio ha ido incrementando sus ingresos, por concepto de patentes comerciales, industriales y vehiculares, además de permisos de edificación y circulación.

 

No obstante dicho crecimiento genera, a la vez, aumentos en costos de servicios generales para la comunidad, como la mantención de áreas verdes, señalética de transito y alumbrado público, entre otros, y servicios de recolección de basura, entrega de agua potable y limpieza de fosas sépticas. Por lo tanto la correcta y eficiente administración de los recursos ha permitido que el municipio enfrente el crecimiento explosivo de su población. No obstante, la inversión general aun depende en gran medida de financiamiento externo, a través de fondos regionales y sectoriales, tales como el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), Programa de Mejoramiento Urbano (PMU) y de Barrios (PMB), Programa de Pavimentos Participativos y Quiero Mi Barrio, Fondo Nacional de Seguridad Publica, y recursos del nivel central

para las áreas de Salud, Educación y Social.

 

El cambio climático en Lampa

 

El proceso de generación del Plan Local de Cambio Climático para la comuna de Lampa comenzó con el desarrollo de dos talleres participativos en los cuales, comunidad y municipio, identificaron las zonas de riesgo en el territorio, así como las fortalezas y debilidades de la gestión municipal para hacer frente al cambio climático

¿Cómo se entiende la vulnerabilidad frente al cambio climático en Lampa?

 

En términos generales, considerando que los impactos del cambio climático afectan al territorio de manera transversal, el

área con mayores vulnerabilidades frente al cambio climático se concentra en las debilidades relacionadas a la falta de recursos, la gobernanza, participación, gestión y planificación comunal. Dentro de estas temáticas destacan algunos factores en particular. Efectivamente, según arrojan los resultados del proceso de generación de este Plan, podemos notar que los recursos disponibles en la comuna, tanto financieros, tecnológicos como humanos, son extremadamente limitados. No existe un fondo o ítem financiero específico a nivel local para desarrollar medidas de adaptación a los cambios en los patrones del clima, por lo que es difícil avanzar en la generación e implementación de medidas de adaptación al cambio climático. Falta inversión para preparar respuestas frente a eventos climáticos extremos; no existe un compromiso claro por parte del sector privado respecto al medio ambiente y se requiere de un mayor control por parte del municipio para fiscalizar los medios de producción de las empresas locales. Además, existe un sentimiento general de que no se ha protegido la zona agrícola, la cual ha sido remplazada por uso de suelo industrial y habitacional, carencia heredada en reacción oportuna y certera de las autoridades anteriores. Por otro lado, la comuna cuenta con muy poca participación de vecinos en el territorio y a la vez parecen reacios a la participación en temas relacionados con la adaptación al cambio climático, delegando la intervención meramente en el gobierno y autoridades locales junto a las directivas de las organizaciones sociales de la comuna. Si bien existe una fuerte presencia de las organizaciones de la sociedad civil a nivel local, se considera que éstos no se involucran necesariamente con la administración municipal. En cuanto a la gestión y planificación de la comuna se observan vulnerabilidades significativas. Por ejemplo, no existe una planificación local de los ecosistemas y en una comuna tan diversa como Lampa, rara vez se consideran los ecosistemas urbanos/rurales en la planificación local. También se nota una falencia en la gestión local del agua tanto en dependencias del gobierno local como en espacios públicos, lo cual responde a un limitado conocimiento sobre la gestión sustentable del agua. De hecho, existen registros sobre la cantidad de agua que utiliza el territorio, pero no se utilizan para planificar; por ejemplo, identificar puntos críticos de ineficiencias, planificación hídrica a nivel local para mantención de áreas verdes, entre otros. Además, si bien existe un diálogo esporádico entre gobierno local y comunidades gestoras de agua, comité de cuencas, Asociaciones de Agua Potable Rural (APR) o consumidores locales, el diálogo funciona como mecanismo solamente utilizado frente a situaciones específicas y de forma temporal

¿Con qué capacidades se cuenta para construir respuestas

frente al cambio climático?

 

Frente a este escenario de vulnerabilidades, hemos identificado algunas capacidades con las que contamos para desarrollar la adaptación al cambio climático, las cuales buscan ser reforzadas mediante este plan. Los resultados del taller muestran que existen dos categorías en especial donde la comuna de Lampa está especialmente preparada, siendo estas las áreas de gestión y planificación como las de información y comunicación.

 

Si bien ciertos aspectos de gestión y planificación, como son la falta de recursos y la gestión local del agua, fueron mencionados anteriormente y son considerados unos de los mayores puntos débiles de la comuna, también se destacaron de manera consensuada que dos temáticas dentro de esta área son nuestras mayores fortalezas: la

administración y gestión del gobierno local y la diversificación de la economía local.

Dentro de la primera área mencionada, destaca la capacidad de aprendizaje institucional de la administración, puesto que se han integrado estrategias reactivas frente a eventos climáticos extremos del pasado en los planes de emergencia y gestión de emergencias comunales. Así mismo, se cuenta con un equipo multidisciplinario para enfrentar los temas de adaptación al cambio climático, constituidos en una mesa de trabajo denominada informalmente como la “Comisión de Resiliencia”, la cual debiera ser formalizada. En relación a la construcción de redes y plataformas de trabajo en diversas materias, Lampa ha puesto especial interés en mejorar la coordinación con otras instituciones del Estado. Actualmente Lampa implementa iniciativas en conjunto con los Ministerios de Medio Ambiente y el Ministerio de Interior y Seguridad Pública. Esto ha permitido mejorar la articulación con programas nacionales y aprender de la experiencia de los Ministerios.

Dentro del área de información y comunicación comunal, se identifican, como fortaleza principal, los temas relacionados con salud y seguridad, y hay consenso en que debido a la existencia de canales de difusión sobre riesgo y salud para la población, los impactos de eventos extremos del clima en el pasado han provocado un bajo número de heridos.

También se considera como gran fortaleza el trabajo que se ha hecho en seguridad humana y con la comunidad ya que existe la percepción de una conciencia, un interés y un gran compromiso del gobierno local, que se diferencia de otras comunas, respecto al cambio climático, riesgos y resiliencia. Asimismo, existen canales y fuentes de información de alta calidad con acceso regular por parte de la comunidad.

ORDENANZA AMBIENTAL

ESTRATEGIA AMBIENTAL COMUNAL

CORREDORES BIOLÓGICOS DE MONTAÑA PROYECTO GEF

SERVICIOS MUNICIPALES

 

 

MUNICIPALIDAD DE LAMPA • Baquedano 964, Lampa • Región Metropolitana | Horario General: Lunes a Viernes de 08:30 – 14:00 hrs.

 

contacto@lampa.cl | www.lampa.cl

Mesa Central: 22656 8500